Creación de Sociedades, Fundaciones de interés privado, Trámites Migratorios, Asesoría Legal

SOCIEDADES

Una sociedad anónima panameña puede constituirse en pocos días. Para constituirla, se requiere según la Ley 32 de 1927, la celebración de un acuerdo entre dos o más personas mayores de edad, quienes deberán suscribir al menos una acción cada uno, sin importar cuál sea su nacionalidad o su domicilio 

Entre las ventajas de constituir una sociedad en Panamá, se encuentran:

  • Exoneración del impuesto por ingresos obtenidos fuera de Panamá.
  • Bajo costo de mantenimiento anual de la sociedad, incluyendo el impuesto anual de sociedades y los honorarios de agente residente.
  • Los socios o accionistas pueden ser extranjeros y, además,  pueden tener otras sociedades anónimas panameñas o extranjeras.
  • Los directores y dignatarios de una sociedad anónima panameña pueden ser de cualquier nacionalidad y estar domiciliados en cualquier país; no es necesario que sean panameños ni que vivan en Panamá.
  • Tanto los bienes, los activos y el capital corporativo de una sociedad panameña pueden encontrarse fuera de Panamá.
  • Las sociedades anónimas panameñas pueden tener cualquier objeto lícito y pueden desarrollar cualquier actividad comercial o industrial.
  • Una sola persona puede ser dueña del 100% de las acciones que constituyen el capital social de una sociedad anónima panameña, luego de su incorporación y registro, sin que la sociedad pierda su personalidad jurídica.
     

FUNDACIONES

Las Fundaciones de Interés Privado (FIP) son reguladas por la Ley No. 25 de 12 de junio de 1995. La principal diferencia con las sociedades, es que en dichas fundaciones no se emiten acciones ni se define una actividad comercial, pues son creadas sin fines de lucro. Sin embargo, se exceptúan aquellas actividades comerciales que realice la FIP en forma no habitual y que guarden relación con sus fines u objetivos tal cual lo establezca el acta fundacional y/o reglamento.

Características principales de las Fundaciones de Interés Privado (FIP):

  • Las FIP son creadas a medida de acuerdo a los lineamientos establecidos por el fundador, los cuales quedan finalmente plasmados en el Acta Fundacional. Las mismas son inscriptas en el Registro Público, por lo consiguiente el fundador sí estará expuesto a la luz pública.
  • En las FIP el patrimonio donado es independiente del patrimonio personal del fundador.
  • Las FIP gozan de mayor simpatía y seriedad jurídica que las S.A. en temas bancarios y patrimoniales.
  • El patrimonio fundacional no puede ser objeto de secuestros, embargues ni de acción o medida cautelar, excepto aquellas obligaciones incurridas o por daños causados en la ejecución de los fines u objetivos de la fundación, o por derechos legítimos de sus beneficiarios.
  • Las FIP carecen de una estructura accionaria corporativa como tal. Dicha entidad jurídica debe ceñirse de acuerdo a lo estipulado en la ley al Acta Fundacional y a los reglamentos, siendo los beneficiarios de la fundación (el cual incluso puede ser el propio fundador) los que reciban los beneficios del patrimonio fundacional.
  • Las FIP presentan una clara ventaja en materia de hereditaria ya que puede hacerse las veces de un testamento, con los beneficios de contar con privacidad y de poder planificarse con antelación.
  • Las FIP se rigen con el principio de territorialidad del sistema impositivo panameño. Son exoneradas de toda responsabilidad y obligación tributaria aquellas operaciones que sean realizadas offshore, tal cual lo establece el Art. 27 de la Ley 25 del 12 de junio de 1995. Por su parte, la Ley 28 del 8 de mayo de 2012 establece que las FIP deberán pagar, al momento de su inscripción en el registro público, una primera tasa de $350 dólares, y en los años subsiguientes, el pago por concepto será de $400 dólares.
     

TRAMITES MIGRATORIOS: OBTENCIÓN DE VISAS EN PANAMÁ

En Panamá es posible aplicar a residencias permanentes o temporales. Ambas requieren compilar una serie de requisitos y documentos locales y otros procedentes del país de origen. Ambos tipos de visas toman un tiempo de aprobación de aproximadamente  5 a 6 meses.

El nuevo decreto Ley 3 del 22 de febrero de 2008 ha desarrollado el régimen migratorio panameño, estableciendo la regulación del movimiento migratorio de entradas y salidas de los nacionales y de los extranjeros. Asimismo, el decreto establece las condiciones de obtención de visas para la entrada y la estadía de extranjeros en el territorio nacional; y los requisitos y procedimientos para adquirir la nacionalidad panameña por naturalización, entre otras cosas.

  • Residencia permanente en Panamá para ciudadanos de países amigos:
    Gracias al acuerdo de países amigos, los ciudadanos de más de 40 países pueden ser residentes en Panamá sólo por ser ciudadanos de estos países. Dicho programa otorga a los beneficiarios el estatus de residentes permanentes, cédula panameña y derecho a pedir un permiso de trabajo de manera indefinido, con sólo cumplir con pocos requisitos.

    Los ciudadanos del listado de países amigos que soliciten esta Visa de residencia permanente, y que tengan como finalidad ejercer actividades económicas o profesionales en Panamá, deberán preparar ciertos documentos legalizados antes de viajar, tales como historial o antecedente penal, certificado de matrimonio, certificados de nacimiento, notas escolares (si aplica con niños) y copia de identificación de su país.

    Es importante tener en cuenta que, según el Convenio de la Haya, todos los documentos a presentar deben estar debidamente apostillados o legalizados por el Consulado de Panamá en su país. 

    Los siguientes son algunos países que pueden aplicar: Argentina, España, Uruguay, Chile, Costa Rica, Brasil, Portugal,  México, Inglaterra, Canadá, USA, Alemania, Francia, Holanda, Israel, Bélgica, Irlanda, Austria, Suiza, Australia, Finlandia, Grecia, Japón, Singapur, Corea, Hong Kong,  Sudáfrica, Luxemburgo.
     
  • Visa de NO residente en Panamá:
    Esta Visa aplica a turistas, pasajeros en tránsito, marinos y a personas que visiten el país por un período de tiempo corto.

    Es otorgada a aquel extranjero que ingresa ocasionalmente al país y que no tiene intenciones de establecer su residencia, ni de abandonar la residencia del lugar de origen. En este caso, debe contar con los recursos económicos suficientes para mantenerse mientras dure su permanencia en Panamá, debiendo dejar el país cuando el plazo de su visa expire.

    Quienes ingresen a Panamá con esta Visa podrán luego solicitar el cambio de categoría migratoria. Para ello deberán solicitar una extensión de hasta sesenta (60) días adicionales necesarios para completar la documentación, siempre que dicha solicitud de extensión cumpla con los requisitos establecidos por los reglamentos.
     
  • Visa de residente temporal en Panamá:
    La Visa de residente temporal se aplica al extranjero o a sus dependientes que precisen ingresar a Panamá por razones laborales, de políticas especiales, educativas, culturales, religiosas, humanitarias y de reagrupación familiar, entre otras subcategorías. El período de tiempo máximo permitido es de seis (6) años, a excepción de aquellos casos en que las leyes especiales y los convenios internacionales establezcan otros períodos.
     
  • Visa de residente permanente en Panamá:
    La Visa de residente permanente aplica al extranjero y a sus dependientes que requieran permanecer en Panamá luego de transcurrido el período de dos (2) años, a excepción de aquellos casos en que las leyes especiales y los convenios internacionales establezcan otros períodos.
     
  • Visa para personal temporal de sede de empresa multinacional:
    La sede de empresa multinacional podrá gestionar, a través de la Secretaría Técnica, una Visa de personal temporal de sede de empresa multinacional para el personal extranjero que brinde servicios técnicos o de entrenamiento a la sede de empresa multinacional por un término no mayor de tres (3) meses.

    Una vez otorgada esta Visa no se requerirá realizar trámite adicional u obtener permiso alguno de otra entidad estatal para trabajar en la sede de empresa Multinacional, o para permanecer en la República de Panamá, por el término otorgado en la visa.
     
  • Visa para personal permanente de sede de empresa multinacional:
    El personal extranjero al que se le otorgue una Visa de personal permanente de sede de empresa multinacional tendrá derecho a trabajar en la República de Panamá, mientras labore dentro de la empresa multinacional con Licencia de Sede de Empresa Multinacional, conforme lo establecido en la Ley 41 de 24 de agosto de 2007.

    Estas Visas pueden acoger también a los dependientes de quienes cuentan con una Visa de personal permanente de sede de empresa multinacional, lo cual incluye al cónyuge, a los hijos menores de edad o menores de veinticinco años que sean estudiantes y a los padres de dicho personal, que permanezcan en el territorio nacional bajo su responsabilidad. Los dependientes deberán obtener los permisos de trabajo correspondientes de acuerdo con la legislación vigente.

    En cuanto a los ingresos del titular de una Visa de personal permanente de sede de empresa multinacional, los mismos  no serán gravados en Panamá.

    Esta Visa será otorgada por un período no mayor al establecido en el respectivo contrato de trabajo mientras labore en la empresa, el cual no podrá superar los cinco (5) años.
     
  • Residencia permanente en Panamá para ciudadanos italianos:
    Desde 1966 Panamá e Italia firmaron un convenio gracias al cual los residentes italianos pueden ser residentes en Panamá. Para ello sólo deben crear una empresa en Panamá y abrir una cuenta bancaria a su nombre.
     
  • Residencia permanente en Panamá para jubilados:
    Pueden solicitar una residencia permanente en Panamá para jubilados aquellas personas que actualmente reciben una jubilación o pensión por parte de un gobierno extranjero, entidad gubernamental extranjera, institución pública extranjera u organismo internacional. Dicho pago debe ser mayor a los US$ 1.000 y requiere ser comprobado que el mismo ingresa mensualmente y de por vida.
     
  • Residencia en Panamá por compra de propiedad
    Aquellos inversionistas que compren propiedades de US$ 300.000 o más, las cuales hayan sido adquiridas sin financiamiento y pagadas por medio de transferencias bancarias desde el extranjero, podrán adquirir una residencia permanente. Esta residencia otorga permanencia inicial por 2 años y luego se puede solicitar de por vida.

Servicios

Asesoría integral de inversiones en Panamá. Brindamos soluciones, tanto a compradores como a vendedores, para tomar las mejores decisiones inmobiliarias